Los 6 mejores safaris de Tanzania para ver los Cinco Grandes

Mejores safaris de Tanzania

Los mejores safaris de Tanzania son la explicación clara de por qué, junto a Kenia, este país es el más recomendado para iniciarse en estos viajes de observación de animales salvajes. Sus increíbles parques nacionales y reservas tienen una gran cantidad de fauna esperando a ser descubierta.

La calidad de los lodges de Tanzania, teniendo algunos de los mejores hoteles de África, también ayuda a ofrecer una experiencia redonda. Ya sea en el Serengueti o el Ngorongoro, por ejemplo, podremos disfrutar de leones, leopardos, elefantes, cebras o jirafas en libertad.

Tanzania también destaca por su combinación de safari con playa privada. De cualquiera de sus parques a los mejores hoteles de Zanzíbar, la mayoría con playa privada, hay muy buenas conexiones aéreas y al estar en el mismo país llegaremos en un momento y no necesitaremos visado.

Tanzania es, además, un destino de safari más económico que otros países de la zona. Sudáfrica, Namibia, Zambia, Zimbabue o Botswana son considerablemente más caros. Por no hablar de Uganda y Ruanda, donde el elevado precio de las excursiones para ver gorilas lo convierten en un destino imposible para un presupuesto ajustado.

Sin embargo, en Tanzania tenemos la opción de hacer un safari más económico. También del máximo lujo, todo depende de cuánto queramos gastarnos y cómo de exclusiva queramos la experiencia.

Pero hablemos ya de los mejores safaris de Tanzania de la manera más concreta posible, comenzando por el más famoso: el Serengueti.

Parque Nacional del Serengueti

Gran Migración globo

El Parque Nacional del Serengueti es uno de los más grandes de África. Además, su fama proviene de un gran espectáculo natural que se produce cada año: la Gran Migración.

Para entenderla, debemos saber que la inmensa llanura del Serengueti está formada por dos parques nacionales en dos países diferentes. En Tanzania tenemos el Parque Nacional del Serengueti y en Kenia la Reserva de Masai Mara. Ambos, con más de 30.000 km2, forman parte de la misma llanura, separados por el río Grumeti.

Sin embargo, el clima es diferente. Cuando en el Serengueti la estación seca comienza a secar los pozos, millones de herbívoros cruzan el río hacia el norte a Masai Mara, en lo que se conoce la Gran Migración. Se trata de un espectáculo increíble para hacer un safari en globo, pero también se observa desde tierra.

Sin embargo, el Serengueti es mucho más que la Gran Migración. Se trata de uno de los santuarios de vida animal más importantes del mundo. Cuenta con los Cinco Grandes (elefantes, búfalos, rinocerontes, leones y leopardos) así como muchos otros mamíferos como jirafas, cebras, ñus, guepardos, linces africanos, etc… Cocodrilos, hipopótamos, algunos primates… se trata de un lugar lleno de vida que merece la pena visitar.

Destaca también al ser una pradera con poca vegetación (en temporada seca), que hace bastante fácil ver los animales. Por eso es, probablemente, el parque de safaris más popular del planeta.

Esto hace que pueda haber mucha gente, por lo que es recomendable quedarse en un lodge que tenga sus propios guías privados y que puedan recorrer el parque fuera de los caminos principales. Si lo hacemos por nuestra cuenta, quizá nos encontraremos con demasiados vehículos.

Parque Nacional del Lago Manyara

Lago Manyara

Si el Serengueti era uno de los parques nacionales más grandes de África, el Parque Nacional del Lago Manyara es el más pequeño de Tanzania. Y aún así, merece la pena descubrirlo en un safari.

Su ubicación entre el Serengueti y el Ngorongoro lo hacen perfecto para una parada intermedia. Estamos ante un parque de solo 330km2, de los que 240km2 (en la estación húmeda) corresponden al propio Lago Manyara. En la estación seca, por el contrario, el lago casi se seca por completo, siendo el momento más interesante para ver animales.

Reserva de la Biosfera por la UNESCO, este parque nacional destaca por sus miles de flamencos. El espectáculo de estas aves en el lago es increíble. Y de otras, ya que habitan más de 350 especies de aves.

También hay una gran población de mandriles y babuinos en la zona de selva. Y es que el Lago Manyara destaca por sus diferentes ecosistemas. Jirafas, elefantes, todo tipo de ungulados, la fauna está por doquier en el parque.

Quizá uno de los animales más buscados son los leones trepadores. Se trata de leones que trepan a las ramas de los árboles. Lo hacen porque en el lago hay muchísimos mosquitos (el repelente es imprescindible) y así evitan que los molesten. Se trata de una costumbre que aprendieron de los leopardos, que también se pueden ver si tenemos suerte.

Eso sí, debido a su pequeño tamaño no tiene sentido hacer un safari único por aquí. Lo ideal es incluir el Lago Manyara dentro de una ruta que incluya otros lugares como el mismo Serengueti, Tarangire o Ngorongoro.

Área de Conservación del Ngorongoro

Rinoceronte en el Ngorongoro

El Área de Conservación del Ngorongoro es el otro gran imprescindible cuando se hace un safari en Tanzania. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un lugar increíblemente sorprendente.

Se trata realmente del cráter de un antiguo volcán, que con 20 kilómetros de diámetro ofrece la experiencia de safari más completa de África. En su interior tenemos a los Cinco Grandes y una diversidad de ecosistemas inigualable. También hay otros nueve volcanes, de los que solo uno continúa activo.

En total, el área cuenta con 8.288 km² e incluye la Garganta de Olduvai, uno de los lugares donde nació la especie humana. De hecho, aquí se encontraron los primeros especímenes de Homo Habilis.

Sin embargo, lo que más interesa del Ngorongoro es su ubicación en este cráter, de donde los animales no salen. Esto hace que en muy pocos kilómetros podamos encontrar un montón de animales complicados de divisar.

Especialmente interesante para ver los rinocerontes negros, uno de los animales más difíciles de ver en el este africano. Mientras que la inmensidad del Serengueti hace muy complicado encontrarse con alguno (quedan muy pocos ejemplares), aquí las posibilidades se multiplican.

También es uno de los mejores safaris de Tanzania por el control de los accesos. Muy poca gente puede entrar cada día en el parque, siempre con guías autorizados. Así, aunque tenga un pequeño tamaño, no nos sentiremos rodeados de coches.

Lo mejor es alojarse en los lodges que hay justo en las entradas del parque, en la zona elevada, para poder empezar el safari a la hora de apertura, las 6AM y disfrutar de uno de los lugares más mágicos del mundo.

Parque Nacional de Arusha

Jirafas en Arusha

El Parque Nacional de Arusha es, para muchos, el primero de los mejores safaris de Tanzania. Su ubicación junto a la ciudad de Arusha, donde se halla el aeropuerto más habitual para ir de safaris, lo convierten en una primera parada muy recomendable.

Si además nos quedamos en la zona de plantaciones de café, en un lugar como el Arusha Coffee Lodge, podemos añadir a la experiencia el disfrute de uno de los mejores cafés de África.

Es un parque muy pequeño, casi de la misma extensión que el del Lago Manyara. Su ubicación a 60 kilómetros del aeropuerto internacional del Kilimanjaro es lo que lo ha convertido en ese lugar al que ir sino queremos esperar más para adentrarnos en plena naturaleza.

Entre los animales más importantes del parque tenemos que mencionar los leopardos, las jirafas y los flamencos de los lagos de Momela. También hay grandes manadas de jabalíes y búfalos en el cráter del Ngurdoto, conocido como el pequeño Ngorongoro.

En este parque nacional también se encuentra el monte Neru. Con 4.556 metros de altura, es el segundo pico más alto de Tanzania y el séptimo del continente. Así, a la diversidad del cráter y los lagos hay que añadirle su apartado de alta montaña, con una fauna importante de ungulados.

Es una parada interesante por su diversidad, aunque no es imprescindible. Los flamencos en Manyara son más vistosos y el cráter del Ngorongoro más espectacular, pero aquí puedes tener un poquito de todo como aperitivo antes de continuar el viaje.

Parque Nacional de Tarangire

Leona en Tarangire

Para acabar por este recorrido por los mejores safaris de Tanzania no podíamos olvidarnos del Parque Nacional de Tarangire. Conocido por sus imponentes baobabs y sus elefantes, se encuentra al sur del lago Manyara.

Este parque se encuentra alrededor del río Tarangire, que termina en el Lago Manyara. El río es uno de los más importantes de Tanzania ya que es uno de los pocos que no se secan durante todo el año.

Esto hace que animales que viven en otras zonas, migren al parque durante la estación seca para poder beber agua. Destacan las manadas de elefantes, algunas de hasta trescientos ejemplares. Ver a tantos elefantes juntos bebiendo en este río es espectacular.

Por supuesto, también hay leones, leopardos, jirafas, kudus y otros muchos animales. Un verdadero refugio estival para las poblaciones que no migran a Masai Mara, sino que se quedan en Tanzania durante toda la estación seca.

Si quieres ir a alguno de los mejores safaris de África (o a todos), consulta con nosotros. Te preparamos un viaje completamente a tu medida.

    - Responsable de datos: nuevosdestinosbymara.com

    - Finalidad: responder dudas y puntualmente envío por mail de noticias y ofertas

    - Legitimación: tu consentimiento expreso

    - Destinatario: lista de suscriptores alojada en nuevosdestinosbymara.com

    - Derechos: acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de tus datos

    Declaro que entiendo y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD del sitio web nuevosdestinosbymara.com

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Scroll hacia arriba

    Política de cookies

    Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies