¿Qué ver en Portugal? Descubre los 10 lugares más interesantes

que-ver-Portugal

Responder a la pregunta qué ver en Portugal es complicado. Y es que el país vecino tiene grandes atractivos culturales, gastronómicos, históricos y naturales.

De las playas del sur a los bosques y montañas del norte, pasando por los palacios de Sintra, las ruinas romanas de Évora o las bodegas de Vila Nova de Gaia. En Portugal hay castillos donde dormir, hoteles increíbles y algunos de los mejores lugares para hacer viajes de lujo.

Para ayudarte a decidirte, hemos creado esta lista con nuestros 10 lugares favoritos que ver en Portugal.

1. Bodegas de Oporto

Río Duero por Oporto

Las bodegas de Oporto no están realmente en Oporto, sino al otro lado del río Duero, en la localidad de Vila Nova de Gaia. Visitar estas bodegas, pudiendo cruzar fácilmente por el famoso puente de Don Luis I, es un imprescindible cuando se visita la segunda ciudad más importante de Portugal.

Igualmente, recorrer Oporto es otro imprescindible. Con un casco histórico Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, cada rincón merece la pena. La Catedral, la Iglesia de Santa Clara, la Bolsa o La Librería Lello, la llamada librería de Harry Potter, son fundamentales.

Si tenemos más tiempo, la Fundación Serralves ofrece una gran colección de arte contemporáneo. Para comer no podemos olvidarnos de la playa de Matosinhos, donde encontrarás las mejores parrillas de pescado de todo Portugal.

2. Playas del Algarve

Algarve

Si lo que estamos buscando es un viaje de sol y playa, el Algarve tiene todo lo que necesitamos. No solo cuenta con las mejores playas de Portugal, sino que también tiene las mayores horas de sol del país.

En la zona podemos disfrutar de experiencias de viaje de lujo como la búsqueda y cata de ostras recién sacadas de las granjas marinas, así como disfrutar de grandes acantilados y una de las más bellas puestas de sol.

Además, es la zona de la exclusividad por excelencia, con villas de lujo como las del Vilalara Thalassa Resort, a pie de playa. Localidades como Faro o Tavira le dan el toque cultural a la excursión con catedral, castillo y edificios históricos que merece la pena descubrir.

3. Sintra romántica

SIntra

Sintra es, para mucha gente, el rincón más bonito de Portugal. Su Paisaje Cultural es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y al acercarte a la localidad descubrirás que no es para menos.

Todo comenzó en el siglo XIX cuando la ciudad de convirtió en el centro de la arquitectura romántica. Fue gracias al Rey Fernando II que construyó el emblemático Palacio da Pena uniendo elementos góticos, egipcios, moriscos y renacentistas.

A continuación, en los alrededores se construyeron otros palacios y edificios con inspiración romántica, entre las que destaca la Quinta da Regaleira y su Pozo de la Iniciación. La vegetación es también parte del conjunto protegido, con especies portuguesas que conviven con otras provenientes de todo el mundo, creando un lugar de cuento. Junto a estos lugares se sitúa el Palacio de Seteáis, un hotel de lujo que ya destacábamos en nuestro especial de escapadas de fin de año.

Muy cerca de Sintra se sitúa otro lugar Patrimonio de la Humanidad, el Palacio Nacional de Mafra. Se trata del monumento barroco más importante de Portugal, con 1.200 habitaciones, 200 metros de fachada, 6 órganos, 98 campanas y 36.000 libros en su espectacular biblioteca.

Construido por el rey Juan V, es el equivalente a nuestro monasterio del Escorial. Un lugar a las afueras de Lisboa que hay que conocer sí o sí.

4. Lisboa: Torre de Belém y Monasterio de los Jerónimos

Torre de Belem

En Lisboa hay miles de lugares que ver. El Barrio Alto es una verdadera maravilla y también cuenta con algunos de los hoteles más lujosos del mundo como el Corpo Santo Lisbon Historical Hotel.

Sin embargo, en esta ocasión vamos a ir a la zona de Belém. Aquí se encuentra el Monumento al Descubrimiento, así como el Monasterio de los Jerónimos, del siglo XVI y construido junto al puerto de la ciudad o la famosísima Torre de Belém. Estos dos edificios son, además, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Muy cerca de estos lugares se encuentra la famosísima fábrica original de los Pasteles de Belém, una de las mayores delicias dulces de Portugal que no te puedes ir sin probar. Abierta en 1837, sigue fiel a la receta original.

5. Évora romana

Templo romano

Évora fue una de las ciudades más importantes de la Lusitania romana. Fruto de ese esplendor aún se conserva el Templo Romano, el Acueducto, las Termas y parte de las Murallas. En el Museo también podremos verte parte de esta herencia romana e islámica de la ciudad.

Además, todo su centro histórico, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, merece realmente la pena. El centro está construido a partir del siglo XV, cuando los reyes de Portugal fijaron su residencia en la localidad. Hablamos de casas encaladas y con azulejos y balcones de hierro forjado.

Además, hay que mencionar la espectacular Capilla de los Huesos, La Catedral o la plaza Largo da Porta da Maura.

Muy cerca de Évora hay otro lugar Patrimonio de la Humanidad, con el que complementar la visita. Se trata de la ciudad de Elvas, cerca de la frontera con Extremadura. Tanto la guarnición fronteriza como sus fortificaciones han conseguido este reconocimiento.

No es para menos, ya que estamos ante el mayor sistema de murallas y fosos secos del mundo. Dentro hay monasterios, iglesias y todo tipo de edificios civiles. Construido por un jesuita holandés, incluso incluía el acueducto de Amoreira, que hacia que la fortaleza pudiera soportar largos asedios sin quedarse sin agua.

6. Naturaleza y cultura en las Azores

Angra do Heroismo

Las islas Azores son otro de los lugares más interesantes de Portugal. Aquí contamos con dos lugares Patrimonio de la Humanidad que merece la pena ver.

La primera es la capital, Angra do Heroísmo, en la isla Terceira. Se trata de una ciudad histórica que fue una parada obligatoria en la travesía del Atlántico desde el siglo XV al XIX. Por tanto, conlleva mucha historia con castillos y edificios históricos. Incluso puedes dormir en uno de ellos, en el Forte de Sao Sebastiao, en la Pousada de Angra do Heroísmo.

La ciudad fue reconstruida casi por completo en 1980, tras la destrucción de parte de ella por un terremoto. El trabajo de reconstrucción fue tan bueno que conllevó su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

Además, en la vecina isla de Pico, es Patrimonio de la Humanidad su paisaje vitícola. Se trata de una red increíble de terrazas con muros donde se protegía a las uvas, con origen en el siglo XV. Una manera de aprender de la historia del vino y descubrir un paisaje único en el mundo junto a sus casas solariegas, iglesias, bodegas y palacios.

7. Guimarães y Braga

Guimaraes

Al norte de Oporto, hay otras dos ciudades medievales que hay que visitar. El casco histórico de Guimarães es Patrimonio de la Humanidad cuenta con edificaciones que van desde el siglo XII a los siglos del XV al XIX, cuando se terminó de construir como un ejemplo claro de la evolución de la arquitectura portuguesa y las técnicas más tradicionales.

Esta ciudad histórica pertenece a Braga, otra ciudad que podemos visitar y que cuenta con otro elemento Patrimonio de la Humanidad. Se trata del Santuario del Buen Jesús del Monte. Como su nombre indica, está situada en una montaña sagrada, siendo construido a lo largo de seis siglos.

Se trata, por tanto de otro lugar que en un único lugar permite descubrir toda la historia de Portugal.

7. Bosque de laurisilva en Madeira

Madeira

No podíamos terminar esta lista de lo qué ver en Portugal sin hablar de Madeira. Esta isla en mitad del Océano, a medio camino entre las Azores y las Canarias, ofrece un paisaje completamente único.

De hecho, el 90% de la superficie de la isla está cubierta de bosque de laurisilva, lo que ha conllevado su nombramiento como Patrimonio de la Humanidad.

Debido a su situación de aislamiento, Madeira cuenta con múltiples especies vegetales y animales endémicas. Es decir, que solo se encuentran en la isla, como la paloma torcaz de Madeira o el petrel de Madeira.

En toda la isla hay un montón de rutas de senderismo para conocer mejor este paraíso natural, que se ha mantenido a salvo de la civilización.

8. Viñedos del Valle del Duero

Valle del Duero

Ya mencionábamos esta zona y el Six Senses Duoro Valley en nuestro artículo de lugares lujosos donde viajar. Los viñedos del Alto Duero no solo son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2001, sino también una de las zonas preferidas del viajero de lujo internacional.

La viticultura existe en la región desde hace 2000 años, creando un paisaje muy especial reflejo del cultivo de la vid y manteniendo las técnicas más tradicionales.

Algo más tierra dentro encontramos otro lugar protegido, las pinturas rupestres del valle del Coa. Junto con las de Siega Verde, ya en España, se trata de la mayor concentración de petroglifos al aire libre del Paleolítico Superior de la Península Ibérica.

9. Crómlech de los Almendros

Cromlech de los Almendros

Cerca de Évora se sitúa el Crómlech de los Almendros, también llamado el Stonhenge portugués. Si te interesan los grandes monumentos monolíticos, este es el más importante de la Península Ibérica.

Los menhires utilizados cuentan con hasta tres metros de altura, situados en dos recintos diferentes. Uno de ellos tiene forma de círculo con 24 monolitos. Este es el más antiguo.

Del Neolítico medio es el segundo, que forma la elipse y que cuenta con 95 menhires. Dentro de él, ya en el Neolítico final se pusieron algunos menhires nuevos y se grabaron figuras en relieve.

Estamos ante un lugar sorprendente para los amantes de la Prehistoria.

10. Ciudad universitaria de Coimbra

Coimbra

Coimbra sería la equivalente a Salamanca o Alcalá de Henares en España. Una ciudad preciosa, con una gran herencia judía, que se desarrolló a partir de una de las principales universidades de Europa.

La Universidad de Coimbra es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y una de las primeras universidades del mundo en existir. Fue inaugurada en el año 1260, manteniéndose en activo hasta la actualidad.

La Catedral de Santa Cruz, del siglo XII, el Palacio Real de Alcáçova, la Editorial Universitaria o la barroca Biblioteca Joanine solo son algunos de los lugares más interesantes del recinto, imprescindible en una vista a Portugal.

Ahora que te hemos contado qué ver en Portugal, recuerda que te podemos preparar los viajes y rutas más interesantes en el país vecino. Contacta con nosotros y te hacemos algo completamente a tu medida.

contacto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies