Los mejores destinos de primavera para este año

Mejores destinos de primavera

Los mejores destinos de primavera para viajar este 2022 nos permiten descubrir lugares del mundo que hasta ahora se nos habían mantenido ocultos. Con la pandemia, ha habido muchos destinos que no podían visitarse pero, finalmente, han comenzado a abrirse.

Los destinos que hemos seleccionado tienen en la primavera el mejor clima posible para conocerlos a fondo. A veces en abril, a veces en mayo o incluso durante los tres meses. Con cada destino te contamos cuál es exactamente el momento óptimo.

Muchos de ellos son perfectos para escapadas de Semana Santa, mientras que otros son más recomendables para el final de la primavera. Aunque hablemos de su mejor época, destacan también por tener menos aglomeraciones que los destinos cuya mejor época coincide por el verano.

Como siempre, apostamos por el lujo sostenible, con alojamientos que luchan contra el cambio climático y hacen del cuidado al medio ambiente un valor más que se une a su oferta de confort.

Un turismo de lujo de calidad y enfocado en hacer que te sientas especial. Y te prometemos que si eliges viajar a alguno de estos destinos, lo harás.

Japón

geishas bajo la lluvia en Japón

Desde finales de marzo, Japón disfruta de su mejor época. En ese momento comienza la floración del ciruelo, para continuar en abril y mayo con la de los cerezos. Con menos lluvias (Japón es generalmente un país bastante lluvioso), los hoteles de lujo en Japón se visten de gala para mostrar su mejor cara.

Hay multitud de opciones entre lo que ver en Japón. Si es nuestra primera vez en el país nipón, las ciudades de Tokio y Osaka, con su apuesta por la gastronomía y el contraste entre la tradición y la modernidad son imprescindibles.

También las ciudades imperiales de Kioto y Nara, famosa por los ciervos que conviven entre sus templos milenarios. O incluso Nikko, una capital imperial aún más antigua que conserva como ninguna una belleza atemporal.

Unido a lugares increíbles como el monte Fuji o los Alpes japoneses, o a otros de alto valor histórico como Hiroshima, Japón lo tiene absolutamente todo para sorprenderte. Una de las capitales de la moda en el mundo, gastronomía, historia, cultura única, vanguardia, naturaleza y alguno de los países más increíbles del planeta.

Uzbekistán

Uzbekistan

Uzbekistán es otro país perfecto si buscamos destinos de primavera. De hecho, su mejor época va de abril a junio coincidiendo con la estación al completo.

Ya te comentábamos que pese a ser uno de los países más desconocidos del mundo, es también uno de los más bonitos. Con un montón de rincones Patrimonio de la Humanidad, sus lugares más especiales están lejos de lo que imaginamos cuando pensamos en un país soviético.

Nada de sobriedad, hay grandes palacios con azulejos y motivos arabescos, castillos de arenisca de formas sorprendentes y, por supuesto un desierto en el que dormir en una yurta mongola para sentirse como en otra época.

Cualquier viaje a Uzbekistán tiene que pasar por Samarcanda, la capital de la ruta de la seda. Desde su Plaza de Registán podremos ver una ciudad mítica de 2700 años de historia que, inexplicablemente, ha caído ligeramente en el olvido pese a seguir siendo impresionante.

Tan bonitas como Samarcanda y también Patrimonio de la Humanidad, Shakhrisyabz, Maracanda, Bujará o Itchan Kala merecen una parada, así como las fortalezas del siglo IV a.C. del desierto de Kyzil Kum.

Guatemala

Tikal

Durante los meses de marzo y abril encontramos la mejor época para viajar a Guatemala. Otro destino poco conocido frente a sus vecinos México o incluso Costa Rica, que, sin embargo, tiene mucho que ofrecer.

Cuando vamos a los mejores hoteles de Guatemala descubrimos que los propios alojamientos son parte del atractivo. Lugares como La Casa del Mundo, situada en un acantilado en el Lago Atitlán a la que solo se puede llegar en barco o helicóptero, muestran un ecosistema completamente único.

La selva y los lagos del interior de Guatemala son bellísimos, pero, además, tenemos que unirle las ruinas mayas, tan increíbles (o incluso más) que las de México. Tikal, Yaxhá y Uaxactún son lugares que dejan sin habla a todos y cada uno de sus visitantes.

Además del aspecto natural y cultural, Guatemala también es un destino perfecto de sol y playa. Aquí tenemos además la opción de decidir si queremos la costa del Caribe o la del Pacífico, aunque esta última es más amplia y cuenta con los mejores alojamientos.

Si preferimos su costa del Caribe quizá es algo más interesante Belice, que también cuenta con estos meses como la mejor época.

Namibia

namibia globo

A partir de abril, comienza la estación seca de Namibia que se mantiene hasta el mes de noviembre. En esta época, el país se vuelve perfecto para disfrutar de un safari en alguno de sus lodge de lujo.

Ya sea en Etosha National Park, en Damaraland, en la Costa de los Esqueletos o en el Kalahari, Namibia ofrece una belleza sobrenatural, posibilidad de hacer safaris en globo o ver guepardos, elefantes, leopardos, leones, leones marinos o jirafas, entre muchos animales.

La unión de poder hacer safaris con animales de la sábana unido a la posibilidad de hacer safaris marinos en la costa y ver cetáceos y leones marinos es otro de los grandes atractivos de este destino.

Además, estamos ante uno de los destinos más seguros de África y uno de los pocos en los que es posible sin riesgo hacer un road trip.

Marruecos

Marruecos

Los meses de abril y mayo son el mejor momento para viajar a Marruecos. En ese momento, todavía no hace tanto calor como durante el verano y se pueden disfrutar de las ciudades del interior y el desierto sin problemas.

En la costa, por otra parte, podemos ir durante todo el año, también durante el verano, con unas temperaturas similares a las que tenemos en la costa española.

Una de las ventajas de Marruecos es su cercanía a nuestro país y lo baratos que son los vuelos, permitiendo también escapadas de fin de semana.

Dentro de lo que ver en Marruecos hay que señalar las tres ciudades imperiales: Fez, Meknes y Marrakech. Estas ciudades del interior están llenas de historia y permiten conocer más a fondo la cultura marroquí.

Tampoco podemos olvidarnos de la experiencia de ver el cielo estrellado desde las dunas del Sáhara, tras haber visitado la kasbah de Ait Ben Haddou, escenario de Juego de Tronos o Star Wars. Y, por supuesto, Chaouen, el pueblo azul que mejor queda en Instagram, o ciudades coloniales de la costa como Esauira.

En Marruecos hay opciones para aburrirse, siendo uno de los mejores destinos de primavera que podemos elegir.

Costa Rica

Costa Rica Manuel Antonio

Costa Rica es otro destino ideal para la primera parte de la primavera, especialmente para Semana Santa. En marzo y abril encontramos la mejor época para disfrutar de este paraíso de la naturaleza.

Aquí destaca su gran biodiversidad. Pese a su pequeño tamaño, incluso más pequeño que Bosnia o Serbia, cuenta con el 6% de toda la biodiversidad del planeta. En lugares muy pequeños como la Reserva Biológica de Monteverde encontramos el 2,5% de toda la biodiversidad mundial, incluyendo pumas, jaguares, quetzales o colibrís.

En el Parque Nacional de Tortuguero podemos disfrutar del desove de diferentes especies de tortugas, incluyendo las tortugas verdes en peligro de extinción, mientras que el Volcán Arenal nos muestra un paisaje muy diferente, habiendo estado activo desde 1992 hasta el año 2011.

Para descansar en la playa también podemos ir al Caribe, donde está Tortuguero, o el Pacífico, donde encontramos el increíble Parque Nacional Manuel Antonio, con un montón de actividades marinas a nuestra disposición.

Indonesia

Bali

En Indonesia el final de la primavera es un momento ideal para conocer el archipiélago. Especialmente si queremos hacer una combinación de varias islas como Java, Borneo y Bali.

Podemos hacer el viaje desde finales de abril, aunque los mejores meses son mayo y junio. Mucho más económico que el verano, ya que en Indonesia la mejor época se mantiene hasta noviembre.

Desde los hoteles de lujo en Indonesia podemos visitar lugares como el sultanato de Yogyakarta con los increíbles templos budistas de Borobudur, los mayores del mundo, y los hinduistas de Prambanam o el volcán Bromo en Java.

De ahí podemos ver los orangutanes en Borneo o pasar a los hoteles de lujo en Bali para disfrutar de lugares tan emblemáticos como el templo Uluwatu, Ubud, Tegalaland, Ulun Danu Bratan o las Cascadas de Nungnung, entre otras muchas opciones entre templos, volcanes, playas y palacios milenarios.

Un destino perfecto si tenemos entre 10 y 15 días en primavera para disfrutar de uno de los países más llamativos del planeta.

Nepal

Chica bailando en Nepal

Otro lugar ideal como destino de primavera es Nepal. En este caso, los mejores meses para visitarlo son marzo, abril y mayo, coincidiendo con la temporada seca. Junio es un mes de transición por lo que es menos recomendable pero también puede ser interesante.

Entre lo qué ver en Nepal en nuestra escapada primaveral tenemos que mencionar, por supuesto, Katmandú, la capital, así como los palacios de Bhaktapur. Dulikhel, Pokhara y Neydo también son muy interesantes de visitar.

Y si queremos hacer un safari, lo podemos hacer en el Parque Nacional de Chitwan, en la parte baja del país y disfrutar de sus elefantes, rinocerontes y sus paisajes inolvidables.

Además, hay otros destinos interesantes dentro de Europa como Italia o Grecia, en África como Egipto o Tanzania o en América como en Perú o Estados Unidos. Tú cuéntanos tus fechas y lo que te gusta y te podemos preparar un viaje completamente a tu medida.

contacto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies